Menu
 Side menu

El vertido al mar de los fangos del puerto de Maó cuenta con las autorizaciones necesarias en este tipo de proyectos

Palma de Mallorca, 01/03/2013

El vertido controlado al mar del material dragado del puerto de Maó cuenta con todos los informes y autorizaciones necesarios para este tipo de proyectos que se realizan en España y además es el procedimiento recomendado por las administraciones competentes, puesto que su extracción, tratamiento y vertido en tierra podrían provocar impactos ambientales de mayor magnitud. Destaca sobre todos la salinización de los acuíferos de la isla de Menorca a consecuencia de la filtración del agua del mar que resultaría del depósito en tierra de miles de metros cúbicos de fangos con altas concentraciones de sal. Así lo constata el Organismo Público Puertos del Estado (OPPE) que apunta además otros inconvenientes por los que fue descartada la gestión en tierra de los materiales a dragar.Otro problema sería el consumo energético y el impacto ambiental que provocarían por las carreteras de la Isla el transporte terrestre mediante camiones de 200.000 metros cúbicos de material pastoso o semilíquido, así como todos los asociados por la desubicación de especies vivas de un medio marino a otro terrestre. Desde un punto de vista administrativo y de gestión estaría la dificultad del acopio temporal, transporte, tratamiento y almacenamiento de materiales fangosos, lo que provocaría una importante demora en el tiempo y un encarecimiento de la obra que harían inviable el dragado, con las consiguientes y graves implicaciones que ocasionaría para el tráfico marítimo del puerto, en especial para el de cruceros y buques de mayores dimensiones.El OPPE dio a conocer el pasado mes de enero en Maó, durante la II Jornada Técnica de puertas abiertas sobre el dragado del puerto organizado por la Autoridad Portuaria de Baleares (APB), que durante 2011 los puertos de interés general del Estado vertieron directamente al mar o bien reutilizaron en obras portuarias o marítimas la totalidad de los más de cinco millones de metros cúbicos de material dragado. La única excepción que apuntó el OPPE fue la del puerto de Sevilla, que vertió parte del material dragado en depositos en tierra, puesto que se trata de un puerto fluvial de agua no salada. A esta jornada fue invitada a asistir expresamente la organización internacional Oceana, invitación que no fue atendida.Recomendaciones del CEDEXLa APB cumple de forma estricta las recomendaciones del CEDEX, organismo de referencia en España sobre el tratamiento del material procedente de dragados. Estas recomendaciones solo contemplan el vertido de forma controlada al mar, y no en tierra, del material catalogado como categoría II. Es decir, aquel material que contiene concentraciones moderadas de contaminantes. El material a dragar del puerto de Maó ha sido catalogado como de categoría II.

 
 

Latest news


  •  
  • Page 1 of 166

Social networks


Contact form


  • To make a complaint or a suggestion, or request information, follow this link

Forthcoming events


Login


Enter your Ports de Balears username.